Visita de la Dra Kurtzberg a nuestro banco, junto a Dr. Madero, director científico de Bio-Cord

Salvador, un niño portugués de cinco años al que se le diagnosticó un trastorno del espectro autista, se sometió recientemente a un tratamiento con células madre del cordón umbilical con el objetivo de mejorar su estado. El procedimiento se llevó a cabo en el Duke University Hospital, en los Estados Unidos (EE. UU.) en el marco del Protocolo de Acceso Expandido (EAP) vinculado a un ensayo clínico en el área de autismo y parálisis cerebral, dirigido por Joanne Kurtzberg, especialista en hematooncología pediátrica de renombre internacional y pionera en el uso de la sangre de cordón umbilical en el trasplante hematopoyético autólogo como alternativa al trasplante de médula ósea. Se estima que, en todo el mundo, 1 de cada 100 niños vive con un trastorno del espectro autista.

“Desde que Salvador se sometió al tratamiento en agosto de 2022, en casa y en la escuela, hemos ido experimentando varias mejoras. Notamos que está más atento y concentrado y esperamos que en los próximos meses el progreso sea aún más visible y significativo”, dice Liane Paixão, madre del niño. A finales de 2019, Liane, enfermera y madre de dos niños, contactó a la Universidad de Duke, en Carolina del Norte, ya que conocía el protocolo del ensayo clínico que se estaba realizando en el área del autismo y parálisis cerebral con infusión de células madre de sangre de cordón.

Las dos veces que fue madre, Liane decidió criopreservar las células madre de la sangre del cordón umbilical, a través de nuestro banco de tejidos y células madre, ubicado en Portugal. “Fue, en cierto modo, esta decisión la que motivó el contacto esperanzador con la Universidad de Duke”, indica Liane. A principios de 2022, después de mucha persistencia en los últimos tres años y varios informes médicos requeridos, la madre de Salvador finalmente logró que el caso de su hijo fuera aceptado en el Protocolo de Acceso Expandido (EAP) en la Universidad de Duke.

Liane se puso en contacto con nuestro banco de criopreservación, donde se almacenaron las células madre de Salvador desde su nacimiento y se entregó la muestra al Hospital Pediátrico de la Universidad de Medicina de Duke, respetando las más exigentes condiciones de almacenamiento para no comprometer el material biológico. Días después de que la muestra llegara a EE. UU., se programó el procedimiento. La infusión de células madre duró menos de una hora y, como no hubo efectos secundarios en las primeras 24 horas, el niño fue dado de alta y pudo regresar a Portugal. El uso de un producto biológico, es decir, células madre de sangre de cordón umbilical, es la primera aproximación clínica al tratamiento del espectro autista. Si el tratamiento tiene éxito, se espera que, entre 6 y 12 meses después del trasplante autólogo de células madre, el niño muestre mejoras en el habla. La primera valoración se realizará en febrero, cuando hayan transcurrido 6 meses desde la infusión.

En los últimos años, varios ensayos clínicos han demostrado que el uso de sangre y tejido del cordón umbilical es un procedimiento seguro, y también tiene beneficios terapéuticos en niños diagnosticados con trastornos del espectro autista. Los beneficios pasan por la reducción de los síntomas clínicos de la patología, mejoras conductuales y fisiológicas, como habilidades sociales y de comunicación y aumento de la conectividad neuronal.

Esta es la segunda muestra que se envia desde nuestro banco a Duke para participar en este ensayo clinico, la primera fue la de Beatriz para su parálisis cerebral. La pequeña de 17 meses, fue tratada para revertir las secuelas originadas tras el parto, y que la llevó a la parálisis cerebral, mediante infusión intravenosa de sus células con la esperanza de mejorar los efectos.  Beatriz logró recuperar plasticidad cerebral, mayor capacidad de interactuar, su rigidez y tono muscular, capacidad de deglución, coordinación motora… sus padres señalaron que percibieron más progresos en menor tiempo.

La criopreservación de estas células madre, es un procedimiento sencillo en el momento del parto, no invasivo y sin riesgos, indoloro tanto para la madre como para el bebé, que consiste en recolectar células madre de la sangre del cordón umbilical, analizarlas y preservarlas criogenizadas para mantener sus propiedades originales durante varios años.

En 2019, la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirmó que 1 de cada 160 niños tienen un Trastorno del Espectro Autista (TEA). Los estudios publicados ese mismo año por Autismo Europa y compartidos por Autismo España, arrojan una prevalencia de aproximadamente 1 caso por cada 100 nacimientos; es decir, el 1% de la población podría presentar TEA, lo que implicaría que sólo en España podría haber más de 450.000 personas.

Y según estudios realizados por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU (CDC) en 2020, el Trastorno del Espectro del Autismo afecta a 1 de cada 54 personas. Los motivos de este crecimiento de datos pueden deberse a: una actualización de los criterios de diagnóstico, una mayor precisión de los procedimientos e instrumentos de diagnóstico, a la mejora en el conocimiento y la formación de los profesionales y a un mejor reconocimiento por parte de las familias. Lo que demuestra que, desde los últimos cincuenta años, el número de personas con TEA identificadas en nuestro país ha experimentado un importante aumento.

La designación de espectro se asignó debido a la variabilidad de los síntomas, desde las manifestaciones más leves hasta las formas más graves, que pueden distribuirse en tres grandes dominios de perturbación: social, conductual y comunicacional. Los síntomas generalmente ocurren en los primeros tres años de vida, sin embargo, es posible que no se manifiesten por completo hasta que las interacciones sociales excedan el límite de las capacidades del niño. Si bien no existe una cura, la terapia conductual, medicación o la combinación de ambos pueden ayudar a mejorar el rendimiento diario.

healthnews.pt/2022/12/27/crianca-com-disturbio-do-espectro-do-autismo-faz-tratamento-promissor-com-recurso-a-celulas-estaminais/

FUENTES DE CONSULTA

ESTUDIO CON SANGRE DE CORDÓN UMBILICAL EN LA UNIVERSIDAD DE DUKE EN DAÑOS CEREBRALES https://clinicaltrials.gov/ct2/show/NCT03327467

×

Powered by WhatsApp Chat

×