La alimentación en el embarazo y posparto – Hablamos con una nutricionista

En nuestro blog queremos tratar con una experta la importancia de la correcta alimentación durante una de las etapas más importantes en la vida, el embarzo y también el posparto. Hablamos con Mónica de Gracia Riesco, nutricionista en Nutrigén un servicio totalmente personalizado de nutrición que dispone además de un app, un test genético que analiza cual es tu dieta adaptada en base a tu genética avalado por expertos y que cuenta con el asesoramiento y equipo de nutricionistas.

¿Cómo surgió Nutrigén y por qué es diferente a otros servicios de nutrición?

Nutrigen nació con el objetivo de ofrecer un servicio de nutrición de alta calidad al alcance de todos gracias al uso de la tecnología. Las últimas tecnologías nos permiten diferenciarnos de otros servicios de nutrición tradicionales ofreciendo a nuestros clientes una experiencia 100% personalizada con ventajas como un máximo seguimiento por su nutricionista gracias a la monitorización de la salud del usuario por medio de su wearable o la mejor comunicación a través de chat y video conferencia.

¿Cómo valoráis la alimentación que llevan las embarazadas españolas? ¿Se les informa correctamente de lo que deben o no tomar, cantidades…?

Durante esta etapa, las madres gestantes sienten un gran interés sobre qué comer o qué no comer. El exceso de información poco contrastada puede generar mucha confusión y resultar perjudicial para esta etapa fisiológica de la vida.

La mujer gestante debe alimentarse de una forma sana y  consciente, así que, si no lo ha hecho nunca antes, ahora es un gran momento para prestar especial atención y dedicación a su alimentación, realizando una dieta variada y equilibrada sin eliminar ningún grupo de alimento, de forma que le aporte al bebé todos los nutrientes que necesarios. ¡No se trata de comer por dos, se trata de comer para dos! Es decir, comer bien en cuanto a calidad y no a cantidad.

¿Una mejor alimentación también puede ayudar a la probabilidad de quedarse embarazada?

Los hábitos de la futura madre juegan un papel importante a la hora de quedarse embarazada. Eliminar aquellos que son más nocivos para la salud, como la ingesta de alcohol y el consumo de tabaco, drogas y/o cafeína, además de realizar algunos cambios en su dieta, hacer deporte de forma regular y controlar el peso, son algunos de los consejos que toda mujer que se plantee un embarazo a corto plazo debe tener en cuenta.

En el caso de la alimentación, tanto lo que comemos como su composición afecta a nuestro organismo, aunque sus efectos no son inmediatos. Por ello es importante conocer aquellos nutrientes que ayudan a mejorar la fertilidad y que, como consecuencia, favorecen el embarazo. En una dieta específicamente indicada para mejorar la fertilidad se deberán tener en cuenta las cantidades y aportes calóricos para aumentar los nutrientes y perder, ganar o mantenerse en el peso ideal de cara al embarazo.

Por último, algunos alimentos pueden “transmitir” de forma indirecta enfermedades que dificulten el embarazo o que supongan un riesgo durante la gestación. En este sentido es recomendable comprobar con un análisis de sangre si se ha pasado la toxoplasmosis (una bacteria que se encuentra fundamentalmente en la carne cruda) y la listeriosis (que puede aparecer en quesos y leches sin pasteurizar, patés caseros y pescados ahumados), y así disminuir o evitar el consumo de determinados alimentos.

Es difícil ser estricta y evitar picotear o tener antojos en el embarazo ¿cómo evitar esas tentaciones y motivarse a llevar una buena nutrición y hacer algo de ejercicio?

Los antojos se pueden satisfacer siempre que sean alimentos saludables y que no supongan un riesgo para la salud de la madre o del bebé, dado que se debe controlar el peso y la aparición de diabetes gestacional de la embarazada, que son importantes factores de riesgo. Así, se ha observado que los antojos salados están asociados a menor riesgo de desarrollo de diabetes gestacional que los dulces.

Para controlar el deseo de los antojos y moderar su ingesta solemos aconsejar la búsqueda de actividades que te mantengan alejada de ellos, lo cual favorecerá la gestión de la sensación de hambre. Además de:

  • – Evitar tener productos no saludables en casa;si se produce un antojo, sólo dispondrás de elecciones saludables.
  • – Comer varias veces al día para evitar una elevada sensación de hambre.
  • Servir los antojos en raciones pequeñas, o tenerlas preparadas en casa para cuando aparezca uno.
  • – Realizar actividad física: disminuirá la ansiedad y, al secretar endorfinas, mejorará el estado emocional y la sensación de bienestar.
  • – Controlar los cambios emocionales,dado que éstos pueden incrementar los antojos para satisfacer dichas necesidades con comida.

Cuando un antojo no es saludable, debe moderarse su consumo o bien buscar alternativas, normalmente solemos recomendar cambiar:

  • – Helado: yogur bajo en grasa congelado
  • – Chocolate: negro (sin azúcar y con mucha menos grasa)
  • – Galletas: que sean sin azúcar y sin grasas
  • – Cereales: avena con frutas secas
  • – Dulces: tostada integral con chocolate negro, plátano; boniato, etc.
  • – Salados: frutos secos sin sal, verduras crudas en tiras, queso fresco, etc.

Tras el parto ¿también es importante cuidar la alimentación? ¿hay que preocuparse por recuperarse cuanto antes?

Una alimentación sana debería ser una conducta de vida no sólo restringirla al período de gestación. Una dieta sana antes del embarazo es importante para evitar defectos congénitos en el bebé además de estar mejor preparado el cuerpo de la mujer para afrontar el adecuado desarrollo del bebé.

Por su parte, después del embarazo y durante el período de lactancia, las demandas fisiológicas de la mujer también aumentan, y por tanto una alimentación sana y equilibrada, rica en nutrientes, es necesaria para poder ofrecerle a su vez al bebé, a través de la leche materna, la mejor alimentación.

El período de recuperación varía de una mujer a otra y depende de una variedad de factores, como la experiencia del parto, las intervenciones o las complicaciones médicas, y la cantidad de apoyo puesto a disposición de la mujer que trabaja. Lo importante a recordar es, al igual que el trabajo de parto y la entrega en sí, tu experiencia posparto es tuya. Ahora no es el momento de comparar. Ahora es el momento de sanar.

En medios de comunicación, redes sociales… vemos que algunas famosas salen estupendas tras dar a luz ¿tiene una influencia negativa esta imagen de perfección un tanto irreal o motiva a cuidarse más? ¿Puede ser posible recuperarse tan pronto?

La norma en el mundo de las redes sociales es que el peso ganado durante los 9 meses de gestación desaparezca como por arte de magia. Nada tiene que ver la recuperación post-parto de una celebrity con el de una madre “real” (sin contratos con marcas de lencería ni entrenadores personales). Y por “real” nos referimos a ti, tu hermana, tu compañera de trabajo y a tu mejor amiga. Personas que se han comido una palmera de chocolate durante el embarazo, que han sacado el tiempo justo para los paseos diarios y que después de parir no tienen tiempo para dormir 8 horas ni beber 2 litros de agua (mucho menos para 3 horas de ejercicio).

Cada cuerpo, cada embarazo y cada recuperación son únicos y diferentes de los demás. Todas tenemos a esa vecina que casi no cogió peso y que en pocas semanas había vuelto a la su talla pre-embarazo. Sin embargo, lo habitual es que nuestro cuerpo tarde más de 5 semanas en recuperarse ya que los órganos internos tardan entre 4 y 6 meses a volver a su lugar. La recuperación física y la pérdida de peso dependen de muchos factores, pero sobre todo, de la genética. No se puede generalizar: la complexión, la alimentación y el ejercicio durante el embarazo son factores clave.

No es obligatorio volver al peso ni a la talla que tenías antes de tener a tu bebé: lo único que sí necesitas es estar sana y, sobre todo, feliz.

¿Unos sencillos consejos para nuestras mamás que están en la recta final de su embarazo o acaban de dar a luz?

Cuida la alimentación y mantente activa. Estas son las claves para llegar al sprint final con opciones de acabar la carrera de nueve meses con la señal de victoria. Ahora el cansancio os puede jugar una mala pasada, así que es importante estar hidratada y evitar pasar muchas horas sentada. Disfruta de tú momento y aprovecha hasta el último minuto con la nueva alegría de la casa. Estás por comenzar la mayor aventura de tu vida. ¡Felicidades!

En el blog de Bio-Cord nos gusta tratar temas que sea de interés en diferentes etapas del embarazo y la maternidad: derechos laborales y permisos de maternidad, cuidados de la piel de la mamá y bebé, wearables de ayuda en el embarazo… entre muchos otros ¡Visita nuestro blog!