Mes internacional de concienciación y sensibilización de la muerte perinatal

Cristina Cruz es diplomada en Trabajo Social, Licenciada en Psicología y especializada en psicología perinatal, además es mamá de tres hijos, uno de ellos es Aleix, su bebé estrella y el que le impulsó a realizar su proyecto, llamado Mamá No estás sola,  para dar visibilidad a la maternidad en todas sus facetas y poder acompañar a aquellas parejas que necesiten una atención más personalizada enfocada sobre todo al duelo perinatal.

Desde Bio-Cord queremos abordar este tema y dar nuestro apoyo a aquellas familias que hayan pasado por un duelo tan importante con nuestro máximo cariño y respeto y de manos de una profesional como es Cristina, a la que hemos podido entrevistar.

El 15 de Octubre conmemoramos el día mundial de la concienciación sobre la muerte gestacional y perinatal. Para los que por suerte nunca hayan oído hablar de ello ¿qué es la muerte perinatal y por qué es importante abordarla y tratarla en nuestra sociedad?

La muerte perinatal es la que se produce entre la semana 28 de gestación y la primera semana de vida, pero independientemente de las semanas de gestación, que nuestro bebé muera (así lo vivimos los padres, aunque sea en el primer trimestre), es una experiencia terriblemente dolorosa.

Es importante que la sociedad reconozca a nuestros hijo/as y nuestro dolor, porque minimizando estas pérdidas dificultan el duelo de los padres, ya que les hacen sentir que sus emociones son desproporcionadas. Por lo que es importante que se hable de este tipo de pérdidas, para que la sociedad tenga herramientas para sostener a estos padres y estos se sientan libres de expresar sus emociones.

Según estadísticas, 1 de cada 4 gestaciones no llegan a su recta final por muerte gestacional o perinatal en especial en los primeros meses / semanas de gestación ¿crees que es necesario darles más visibilidad a estas situaciones?

En mi práctica diaria me encuentro que todas las mujeres que sufren su primera pérdida comentan que nadie les había dicho que esto podía suceder, yo misma así lo pensé cuando tuve mi pérdida. Hay mucha cultura de tomar anticonceptivos para no quedar embarazada, pero poco se habla de que es muy probable que alguno de nuestros embarazos no llegue a término, con mayor probabilidad en el primer trimestre, pero también puede suceder más adelante.

Por lo que sí, creo firmemente que es necesario hablar de que esta realidad sucede y de cuál es su repercusión en el núcleo familiar. No puede ser que las familias que hemos pasado por esto recibamos frases como: “ya vendrá otro” o “tranquila que no era nada”. Estos comentarios generan muchísimo malestar porque invalidan totalmente nuestras emociones y hacen sentir a los padres que lo que sienten no es normal.

A veces resulta difícil tratarlo y actuar en el entorno familiar ¿Cómo deberían actuar familiares y amistades con una pareja que ha perdido a su bebé? ¿Es bueno hablar de ello en el momento que ha pasado y posteriormente o hay un punto en el que intentar poner un punto y seguido?

Los familiares deberían mostrarse comprensivos con las emociones que muestra la pareja, intentando no minimizarlas, sino por el contrario dejando que aparezcan y ofreciendo el sostén que merecen. No hay emociones buenas o malas, si aparecen es porque así nos sentimos e inhibirlas lo único que provoca es generar más malestar y en ocasiones favorecer que aparezcan crisis de ansiedad, que no es más que una vía de escape de todo lo que estamos conteniendo.

Siempre que los padres deseen hablar de su pérdida es buen momento para ello, su hijo/a va a formar siempre parte de su vida, un hijo/a nunca se olvida, ni aunque su muerte se haya producido durante la gestación. Por ello a los padres les hace bien que, si necesitan hablar de lo que les ha pasado, independientemente del tiempo que haya transcurrido, haya un oyente dispuesto a escucharles y no hacerles sentir mal por “todavía” seguir hablando de ello.

¿Hay hospitales o centros que tengan implantado algún programa para apoyar a las pacientes en estas situaciones?

Los hospitales que yo conozco, porque son los que más mamás me llegan, Maternitat y Vall d’Hebron (ambos hospitales de Barcelona), sí tienen un protocolo de muerte gestacional y lo más importante, es que los profesionales que atienden a las mujeres que han de pasar por esta terrible experiencia están muy sensibilizados y la gran mayoría intenta ofrecer un trato empático y cercano.

Estos hospitales reciben muchísimos casos porque son de referencia, por lo que es probable que prácticamente todos los profesionales de estos centros que atienden estas pérdidas sepan cómo hacerlo, pero en hospitales más pequeños que no están tan habituados, el problema es que aunque tengan el protocolo, si el profesional no está acostumbrado, aunque le ponga voluntad es posible que no sea todo lo empático que deba ser, ni ofrezca toda la información en el momento oportuno y por ello muchas mujeres no están contentas con el trato.

Como psicóloga y facilitadora en grupos de apoyo, has ayudado a muchas mamás y papás ante esta triste situación ¿Qué actividades sueles realizar con ellos y cuáles son las próximas que pondrás en marcha (adaptadas ante la situación que todos vivimos)?

Yo participo en dos asociaciones de duelo, en Petits amb Llum soy la presidenta y en A Contracor (primera asociación concreta de interrupciones del embarazo) soy miembro de la junta. En ambas soy facilitadora del primer grupo de duelo por interrupción del embarazo que se ofrece en formato online y presencial además de ser gratuito (la mayoría de mujeres que asisten han tenido que interrumpir embarazos avanzados por enfermedades graves en el bebé).

Desde estas asociaciones participo en la visibilización del duelo gestacional y neonatal y tenemos contacto directo con los hospitales para mejorar los protocolos de atención a este tipo de pérdidas.

Desde mi proyecto personal tengo:

  • – Un grupo de ayuda mutua para procesos de reproducción asistida (online y gratuito).
  • – Un grupo de ayuda mutua para padres que han perdido a uno de sus gemelos o mellizos y han tenido que elaborar su duelo junto a la crianza del otro (también online y gratuito).
  • – Un grupo terapéutico de duelo de 5 sesiones, a diferencia del grupo de ayuda mutua, en este participan sólo 5 mujeres o sus parejas (por lo que es cerrado) y en cada sesión hablamos de un tema que les preocupa y vamos viendo las diferentes fases del duelo.
  • – Directos en Instagram con diferentes profesionales para ofrecer información de calidad en relación al duelo gestacional o neonatal.
  • – Visibilización del duelo gestacional y neonatal, nuevo embarazo después de una pérdida y postparto arcoíris.

Muchas gracias Cristina por tu tiempo y por contar contigo para tratar de una manera cercana pero totalmente rigurosa y con mucho cariño y respeto este tema que es muy importante.

Desde Bio-Cord os invitamnos a conocer más sobre Cristina y sus actividades, visitando su web www.mamanoestassola.com y redes sociales www.instagram.com/mamanoestassola y donde os puede brindar su ayuda si lo necesitais.