La displasia broncopulmonar es la complicacion más frecuente en los bebés prematuros que necesitan oxígeno suplementario, y se caracteriza por el daño en las vías respiratorias y por un mayor riesgo de hipertensión pulmonar.

Según los investigadores, este estudio es el primero que proporciona orientación sobre la fuente de células madre mesenquimales, la dosis, la vía de administración y los efectos a largo plazo.

En la displasia broncopulmonar, los pulmones, las vías respiratorias y los alvéolos están dañados. Hasta el 25% de los niños que padecen este trastorno desarrollan hipertensión pulmonar, caracterizada por una presión arterial elevada en los vasos sanguíneos que irrigan los pulmones, lo que contribuye a empeorar los resultados.

Las vesículas extracelulares son pequeños sacos liberados por todas las células, incluidas las células madre mesenquimales, que contienen proteínas, lípidos similares a la grasa y diversas moléculas de ARN que desempeñan diversas funciones esenciales en la comunicación entre células. Los estudios indican que las vesículas extracelulares derivadas de las células madre mesenquimales restauran la estructura alveolar y alivian la hipertensión pulmonar en modelos experimentales de displasia broncopulmonar.

Para confirmar estos hallazgos, investigadores de la Facultad de Medicina Miller de la Universidad de Miami, en Florida, probaron la eficacia de las vesículas para preservar la estructura pulmonar y prevenir la hipertensión pulmonar en un modelo grave de displasia broncopulmonar.

Tras su administración directamente en la tráquea, las vesículas extracelulares de las células madre mesenquimales de la médula ósea y del cordón umbilical redujeron significativamente la presión del ventrículo derecho en ratas con hipertensión. Asimismo, ambas fuentes de vesículas extracelulares mejoraron la densidad de los vasos sanguíneos en los pulmones, redujeron significativamente el grosor de los vasos pulmonares y evitaron la detención del crecimiento alveolar, que se observa en los bebés con displasia broncopulmonar grave e hipertensión pulmonar.

Los bebés prematuros con displasia broncopulmonar grave e hipertensión pulmonar pueden sufrir una enfermedad pulmonar continua hasta la edad adulta. Para demostrar esto y los efectos del tratamiento en ratas, los investigadores administraron una única dosis intratraqueal de las vesículas del cordón umbilical a ratas en hiperoxia tres días después de su nacimiento y las monitorizaron durante tres meses.

A los tres meses, la hipertensión pulmonar inducida persistió en las ratas no tratadas. En comparación, el tratamiento con la dosis única mantuvo un alivio significativo de los signos de hipertensión pulmonar, preservó el crecimiento de los vasos sanguíneos y mejoró la estructura alveolar.

VER PUBLICACIÓN DEL ESTUDIO https://academic.oup.com/stcltm/article/11/8/828/6618502?login=false

Entrega efectiva de vesículas extracelulares (EV) de MSC intratraqueales (IT). (A) Imágenes de bioluminiscencia representativas de ratas recién nacidas tomadas 30, 60 y 90 minutos después de la administración IT de MSC EV marcados con fluorescencia o placebo (PL). (B) Las imágenes ex vivo realizadas 90 minutos después de la inyección IT muestran un aumento de la señal fluorescente en los pulmones, los riñones y el hígado.

 

×

Powered by WhatsApp Chat

×