Utilidad de las células mesenquimales en enfermedades inflamatorias

Es conocido que muchas afecciones inflamatorias crónicas están acompañadas por niveles aumentados de citocinas proinflamatorias. Hay varias opciones terapéuticas para bajar sus niveles. Entre ellos se encuentran los anticuerpos monoclonales y los bloqueadores de los receptores de citoquinas, los inmunosupresores y los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos. Ninguno de estos medicamentos es completamente seguro y efectivo. Por lo tanto, es necesario desarrollar nuevos enfoques que puedan apuntar a otros mecanismos patogénicos. Uno de estos enfoques puede ser el uso de células mesenquimales para influir en la producción de citocinas proinflamatorias en áreas de inflamación o daño tisular. La actividad inmunomoduladora e inmunosupresoras de las células madre mesenquimales es una de sus propiedades notables y por la cual se ha evaluado su aplicación para enfermedades inflamatorias

En el experimento realizado por investigadores de Kharkiv National Medical University en Ucrania, en 132 ratas, las capacidades inmunomoduladoras y antiinflamatorias de las células mesenquimales demostraron buenos resultados al reducir significativamente los niveles plasmáticos de α-TNF, IL-6 y CRP al administrarlo con en el área afectada. Además, no se observaron reacciones de hipersensibilidad o rechazo.

Como conclusión al estudio, aunque se deben realizar más investigadores adicionales para evaluar los efectos en la evolución de la inflamación y también la administración de estas células. Se puede señalar que las células mesenquimales permitirán tratar una variedad de enfermedades asociadas con la inflamación crónica a nivel patogénico y proporcionar su prevención confiable para reducir la discapacidad y la mortalidad prematura.

FUENTE www.dovepress.com/mesenchymal-stem-cells-anti-inflammatory-activity-in-rats-proinflammat-peer-reviewed-fulltext-article-JIR (Julio 2020)