fbpx

La displasia broncopulmonar (DBP) es una enfermedad pulmonar crónica que se desarrolla en lactantes prematuros que reciben ventilación prolongada y oxigenoterapia.A pesar de los avances recientes en la medicina de cuidados intensivos neonatales, la DBP sigue siendo una causa importante de mortalidad y morbilidad respiratoria y neurológica a largo plazo en bebés prematuros. Por tanto, se necesitan urgentemente nuevas estrategias terapéuticas para mejorar el pronóstico de este grave trastorno intratable.

Previamente grupos de investigación han informado que el xenotrasplante de células madre mesenquimales (CMM) en animales recién nacidos inmunocompetentes atenúa las lesiones pulmonares hiperóxicas como la alteración de la alveolarización, el estrés oxidativo, las respuestas inflamatorias, el aumento de la apoptosis y la fibrosis, todos los cuales simulan el TLP en lactantes humanos.

Estos efectos protectores de las células mesenquimales dependían del tipo de célula, mostrando mejor protección con las derivadas del cordón umbilical que con las derivadas del tejido adiposo o de la médula ósea, dando una mejor protección el trasplante temprano queel tardío, y realizando el trasplante intratraqueal local que el intraperitoneal o intravenoso sistémico.

Además, el trasplante intratraqueal de CMM derivadas de UCB demostró ser seguro y factible en ensayos clínicos de fase I realizados con anterioridad y no hubo efectos adversos respiratorios, del crecimiento o del desarrollo neurológico, como se observó durante el seguimiento los participantes durante 2 años.

Recientemente se efectuo la fase 2 de este ensayo, donde se incluyeron 66 lactantes prematuros con edades comprendidas entre las 23 y las 28 semanas de gestación. Todos estaban recibiendo ventilación asistida y tuvieron dificultades respiratorias significativas entre 5 y 14 días tras el nacimiento.

Los bebés se agruparon por edad (23-24 GW o 25-28 GW) y luego se dividieron en grupos que recibieron las dosis de células mesenquimales o placebo.Tra ello los bebés fueron evaluados durante seis meses y en su análisis final, el equipo verificó nuevamente que el trasplante intratraqueal de las células mesenquimales parece ser seguro y factible.

LINK ESTUDIO: stemcellsjournals.onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/sctm.20-0330 (Abril 2021)

×

Powered by WhatsApp Chat

×