Segundo paciente con VIH y un linfoma, tratado con un trasplante de células madre

El segundo paciente con remisión de VIH tras someterse a un trasplante de células madre, ha concedido una entrevista a periódico New Yok Times. El primero fue el llamado paciente de Berlín,
Su camino hasta a la cura ha sido duro y arduo, tras casi una década de tratamientos agotadores y momentos de desesperación. Luchó sobre si y cuándo hacerlo público y finalmente, se dio cuenta de que su historia llevaba un poderoso mensaje de optimismo. «Quiero ser un embajador de la esperanza». dice Adam

En marzo de 2019, los científicos anunciaron que Adam Castillejo, identificado como «Paciente de Londres», había sido curado de VIH después de recibir un trasplante de médula ósea para su linfoma. El donante portaba una mutación que impedía la capacidad de VIH para atacar a las células, por lo que el trasplante esencialmente reemplazó el sistema inmune de Adam, con uno resistente al virus. El enfoque, aunque efectivo en su caso, tenía la intención de curar su cáncer y no es una opción práctica para la curación generalizada de H.I.V. debido a los riesgos involucrados.

Dejó de tomar medicación en septiembre de 2017, lo que lo convirtió en el segundo paciente libre de virus durante tras un año después del trasplante. Nada de esto garantiza que el paciente de Londres esté siempre fuera de peligro, pero las similitudes con la recuperación del caso Brown ofrecen motivos para ser optimistas, indican los médicos. «En cierto modo, la única persona con quien comparar directamente es el paciente de Berlín, ese es el único estándar que tenemos en este momento».