La importancia de la ecografías prenatales, entrevista con el Dr. Herráiz

Cuatro décadas de trabajo y una continua formación, avalan la experiencia profesional de este reputado ginecólogo de calificación Cum Laude, referente en el dominio de la ecografía 4D. El Doctor Miguel Ángel Herráiz es el jefe de servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Clínico de Madrid, y Catedrático de Obstetricia y Ginecología de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid y desde Bio-Cord hemos tenido el honor y oportunidad de entrevistarle para tener una rigurosa información sobre el valor que aportan las revisiones y exhaustivo control en el embarazo y en concreto sobre la importancia de las ecografías prenatales.

Lleva dedicado 40 años a la ginecología y obstetricia y ha atendido más de 2.500 partos ¿Cuál es lo mejor y peor que ha vivido en estos años profesión?

Los mejores momentos de mi profesión son aquellos en los que hemos conseguido de algún modo salvar vidas, como por ejemplo después de partos muy difíciles o tras cirugías complejas por algún tipo de cáncer ginecológico o tras diagnósticos muy complejos y que de algún modo conseguí dar con la clave, y los momentos más difíciles fueron al final de la década de los 80 y primeros de los 90, donde multitud de mujeres jóvenes diagnosticadas de infección por el virus del papiloma humano (HPV) y a la vez de SIDA morían sin poder hacer nada por salvar sus vidas, fueron unos años muy arduos hasta que aparecieron lo fármacos retrovirales.

Ha realizado 15.000 ecografías prenatales… como experto en esta área ¿qué se puede detectar mediante esta técnica? ¿Cuántas y en que semanas de gestación se deben realizar?

Yo he podido vivir el inicio de la ecografía perinatal en España, en concreto en el Hospital Clínico donde trabajo. Empezamos al principio de los años 70 y se realizaban con aparatos enormes y con imágenes muy rudimentarias. Sin embargo, los ecógrafos empezaron a mejorar la imagen y a añadir otras prestaciones como el Doppler, las sondas vaginales y últimamente la volumétricas para la realización de las ecografías 4D y 5D. En la actualidad las imágenes son espectaculares y las posibilidades para realizar un diagnóstico correcto prenatal muy buenas.

Es importante resaltar que los ecografistas actuales están muy bien preparados y con su nivel otorgado por la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO). La ecografía es en el momento actual fundamental para realizar diagnósticos prenatales muy acertados y antes de las 20 semanas de gestación, esto era impensable hace 30 años. La SEGO propone la realización de tres ecografías durante el embarazo de bajo riesgo, si es de alto riesgo el número de ecografías se puede multiplicar por dos o por tres o incluso más. Se realizan a las12 semanas fundamentalmente para el diagnóstico de cromosomopatías, a las 20 semanas para descartar malformaciones y a las 35 semanas para valorar el crecimiento fetal.

Es verdad que muchas pacientes protestan porque desde las 20 semanas a las 35 semanas no se les realiza ninguna, en este sentido les propongo a las gestantes que se realicen por su cuenta una ecografía 4D-5D entre las 26 a 30 semanas, que es espectacular y que puede orientar en algunos casos hacia patologías sobre todo del crecimiento fetal.

Podemos hacernos una ecografía 2d, 3d, 4d y hasta 5d… pero ¿en que se diferencian los diferentes tipos?

La ecografía en 2D es la normal, la de blanco y negro para entendernos, esta ecografía es la más importante y la que utilizamos para realizar el diagnóstico prenatal habitual, la imagen es en dos dimensiones. La ecografía 3D supuso un gran avance tecnológico ya que adquiría la imagen a través de los ultrasonidos en tres dimensiones, para ello necesitaba de sondas especiales, más gruesas que las de 2D. Se empezó a utilizar para ver la cara fetal, los miembros, el sexo y otras estructuras internas más complejas como la distribución del árbol vascular, etc. La imagen se obtiene al realizar un barrido de varios segundos de duración, con ello se consigue una imagen muy nítida y de gran calidad.

La ecografía 4D es como la 3D pero en tiempo real, nos permite ver también al feto en volumen de su cara, brazos, piernas, sexo huesos etc. La calidad de la imagen es muy buena pero no tanto como la que se obtiene con la 3D. La ventaja es que no hay que esperar varios segundos para ver la imagen si no que lo que ves es en tiempo real. Por último, la ecografía 5D es otro avance de la física aplicada a los ecógrafos, consiste en una especie de iluminación desde diferentes ángulos de la estructura que estés viendo en 3D o 4D, por ejemplo, si tu adquieres una imagen en 3D o en 4D, puedes “iluminar” esa imagen para que adquiera un aspecto casi real, es como hacer una foto real por ejemplo de la cara. La verdad es que cuando yo las vi por primera vez me sorprendieron gratamente y fue el motivo por el que me decidí a comprar uno de estos ecógrafos.

Tras el parto ¿qué chequeos ginecológicos son obligatorios hacer?

Tras el parto se debe esperar, si todo transcurre correctamente, unos cuarenta días para realizar la revisión ginecológica. Se debe explorar a la paciente con cuidado pues la primera exploración es algo más molesta, ver que la vagina esté íntegra, si tiene episiotomía o desgarros que estén bien cicatrizados, que el cuello uterino esté cerrado y que no sangre o salga por él flujo maloliente o de aspecto purulento, que el suelo pélvico esté íntegro y sobre todo después de los fórceps. Acto seguido se realiza citología y a continuación se explora el útero y los anejos (conjunto de ovario más la trompa) para valorar tamaño, movilidad y dolor fundamentalmente. A continuación, se exploran cuidadosamente las mamas por si hubiese algún “bulto”, secreción sanguinolenta del pezón o alguna alteración propia de la lactación. Por último, se realiza una ecografía con sonda vaginal para valorar el tamaño del útero, el endometrio y el estado de los ovarios, valorando su tamaño y la actividad folicular.

Como médico y conocedor de las diversas aplicaciones de las células madre del cordón umbilical ¿cómo ve el futuro de la investigación con esta fuente de células?

Las parejas deberían valorar este asunto que creo es de gran importancia, desde hace más de 15 años el estado se ha gastado importantes cantidades de dinero en guardar 70.000 muestras y tenerlas congeladas durante varios años con el objeto de que si un niño lo necesita poder obtener la sangre del cordón umbilical de un banco público.

Si esto lo hace el estado es porque sabe que puede salvar las vidas de muchos niños y que sus aplicaciones son muy diversas e importantes. Lo que pasa es que un porcentaje muy elevado de niños que necesitan de un trasplante de sangre del cordón umbilical no tienen dentro de estas 70.000 muestras el apropiado. Por este motivo aconsejo que los padres valoren el guardar la sangre de sus hijos en un banco privado durante 30 años, con la ventaja de que la sangre, si tuvieran que utilizarla, la tendrían en 24 horas y además sería la suya propia y no de otro niño con la posibilidad de rechazo. Las indicaciones para utilizarla son cada día más numerosas e importantes, valga un botón de muestra el que se están utilizando para niños con parálisis cerebral tras el parto con éxito.

Creo que es un tesoro el tener guardada la sangre en un banco privado. Por último, los avances en la investigación sobre la utilidad de la sangre del cordón umbilical son increíbles, cada día salen nuevas aplicaciones con resultados muy favorables para algunas de las enfermedades que antes no tenían cura. En los próximos años el que tenga guardada su sangre podrá beneficiarse para enfermedades hasta ahora impensables.

¿Cree que debería ser obligatorio informar de su conservación ya sea de manera privada o su donación?

Efectivamente debería ser obligatorio informar a los padres de la importancia de guardar la sangre tanto en banco público como en privado. Lo que pasa es que las 70.000 muestras que se necesitaban en el banco público ya las tienen almacenadas y por tanto si alguien dona la sangre de su hijo puede ocurrir que no se guarde pues el banco ya está completo. Aconsejo que la guarden en banco privado.

Por último, unas recomendaciones para las futuras mamás… ¿Cuáles son las primeras pruebas que debe hacerse una mujer al enterarse que va a ser mamá?

Lo primero es realizarse una prueba de embarazo si sospecha que puede estar embarazada, a continuación, solicitar a su médico de cabecera la cita con el ginecólogo. Probablemente antes de que acuda al especialista el médico de cabecera le pedirá una analítica completa con hemograma, grupo sanguíneo, glucosa, ácido úrico, transaminasas, colesterol, triglicéridos etc. También sistemático de orina con cultivo, por último, pruebas infecciosas (rubeola, sífilis, toxoplasmosis, hepatitis B y C, HIV fundamentalmente). Debería iniciar la toma de un complejo multivitamínico que incluya ácido fólico y yodo. Cuando acuda a su ginecólogo le verá su analítica y le preguntará sobre sus antecedentes familiares, personales y genésicos y con todo ello le asesorará del modo más adecuado. Por último, le solicitará la ecografía para las 12 semanas y los marcadores bioquímicos par las 10 semanas. Algunas embarazadas les gustaría realizarse lo antes posible una ecografía, antes de las 12 semanas, esta ecografía deberá realizársela por su cuenta y se aconseja efectuarla no antes de las 6 semanas, momento en el que ya se ve el embrión con su latido cardiaco. Yo les aconsejo entre las 7 a 9 semanas que se ve con sonda vaginal de modo espectacular.

Muchas gracias al doctor por dedicarnos un rato de su tiempo, ya que sabemos que dispone de una completa agenda cada dia atendiendo a sus pacientes tanto en el Hospital Clínico de San Carlos en Madrid como en su consulta privada ubicada en San Sebastián de los Reyes www.ecografias4d.com