¿Cómo influye la alimentación en el sueño del bebé?

Cuando nace un bebé, los padres estamos bombardeados con consejos de todo tipo, sobre todo, entorno a la alimentación y el sueño del bebé, que suelen ser nuestras principales preocupaciones. Pero, a veces, nos centramos en intentar que coma “bastante” y descanse bien, sin prestar demasiada atención a la forma en que el bebé se está alimentando, sobre todo si por cualquier motivo, se alimenta con biberón.

Se dice a menudo que los bebés recién nacidos tienen aún el estómago inmaduro, pero incluso con un sistema digestivo totalmente desarrollado y al igual que nos pasa a los adultos, cuanto mejor haga la digestión, mejor será el descanso para tu bebé.

En la digestión del bebé no sólo influye el tipo de alimento –en este caso, el tipo de leche- sino también la ingesta de aire. Al tragar mucho aire durante las tomas, el estómago se hincha y se llena de gases. Esto hará que el bebé esté incómodo y con un malestar que le impedirá descansar adecuadamente.

La ingesta de aire también se relaciona con los cólicos del lactante, una situación que afecta a bebés desde recién nacidos hasta los seis meses de edad y que se caracteriza por un llanto incesante y prolongado que comienza tras la alimentación.

¿Cómo evitar que tu bebé trague aire?

TIPO DE ALIMENTACIÓN

  • · Si el bebé se alimenta con leche materna y notas que está inquieto tras la toma, consulta con tu pediatra o matrona para que revise que el agarre del bebé al pecho sea el adecuado. Un agarre inadecuado puede provocar una mayor ingesta de aire.
  •  
  • ·Si se alimenta con biberón, el tipo de biberón que utilices será clave para evitar que tu bebé trague aire durante las tomas. Elegir un biberón que realmente facilite la digestión del bebé es muy importante. La mayoría de los biberones llamados anticólicos sólo evitan que el bebé trague aire de forma parcial. Los biberones anticólicos Dr. Brown’s son los únicos que han sido clínicamente probados -en un estudio con 1.000 madres y bebés menores de seis meses realizado en el Reino Unido- para reducir los cólicos, ya que minimizan al máximo la ingesta de aire, evitando los gases, eructos y regurgitaciones.

Gracias al sistema de ventilación completa que incorpora, formado por el tubo y la válvula anticólicos, se elimina el efecto de vacío dentro del biberón, permitiendo al bebé alimentarse a su ritmo sin ingerir aire, de forma similar al pecho materno. Por eso, Dr. Brown’s es el biberón más recomendado por pediatras en EE.UU.

NO ESPERAR PARA ALIMENTARLE

Cuando un bebé está hambriento y ansioso, suele llorar tragando grandes bocanadas de aire. Esto hará que incluso antes de comenzar a comer ya tenga el estómago lleno de gases e hinchado. Además, la ansiedad por alimentarse le hará comer más rápidamente para conseguir saciarse antes y es bien sabido que comer de forma muy rápida no ayuda a tener una buena digestión.

HACERLE ERUCTAR

Al estar la mayor parte del tiempo tumbado, a tu bebé le resultará más difícil expulsar los gases. Por eso es importante hacerle eructar para expulsar el aire acumulado en su vientre. Si se alimenta de leche materna, el mejor momento sería al cambiar de pecho durante la toma. Si se alimenta con biberón, debes hacerle eructar más a menudo, sobre todo si el tipo de biberón no es de ventilación completa.

Consulta más productos para tu bebé en tienda.bebeinnova.com distribuidor oficial en España de la marca Dr. Brown´s