Consejos y cuidados para las embarazadas en invierno

En estos días en donde una de principales noticias y comentarios es la fuerte ola de frío en España, desde Bio-Cord os recopilamos unos consejos para las futuras mamás para cuidarse y afrontar mejor el embarazo ante el frío.

1.- Vitamina D y antioxidantes: la necesidad de vitamina D se duplica durante el embarazo ya que es imprescindible para la absorción del calcio. Por eso, además de ingerirla en cantidad suficiente, hay que aprovechar el sol ya que esta vitamina se sintetiza gracias a la acción del sol sobre la piel. Por ello aprovecha los días de sol para salir a pasear y las temperaturas más cálidas del medio día o primera hora de la tarde

2.- Muévete: que haga frío fuera no es escusa para dejar de hacer ejercicio, por ejemplo caminar es un ejercicio excelente para las mujeres embarazadas ayudando a mejorar la circulación de la sangre y a mantener el tono muscular.

3.- Fortalece tus defensas: los remedios naturales son los mejores aliados para una embarazada para prevenir afecciones típicas de esta época del año como catarros o infecciones de garganta. Por ejemplo el ajo y la cebolla fortalecen el sistema inmune, los hongos y setas aumentan la producción de citoquinas que ayudan a combatir las infecciones respiratorias, el jengibre elimina la tos y alivia la garganta irritada, la miel ayuda a combatir virus y bacterias por sus propiedades antimicrobianas y antioxidantes y, por supuesto, son imprescindibles los alimentos ricos en vitamina C para aliviar los síntomas de los resfriados, a saber, calabaza, brócoli, coles, pimientos rojos, papaya y cítricos como la naranja o el pomelo. El zumo de fruta es ideal, además, para hidratar el organismo.

4.- Hidratación por dentro: no dudes en prepararte caldos calentitos como primer plato de menús equilibrados así como infusiones digestivas o relajantes, a base de tila o de manzanilla incorporando otros sabores como la naranja, el jengibre o la vainilla.

5.- Hidratación por fuera: las bajas temperaturas son muy agresivas con la piel y pueden provocar sequedad y grietas. Es importante no descuidar la hidratación de tu piel para ello usa cremas adecuadas y  proteger tu rostro y manos.

6.- Vacunarse: Las embarazadas forman parte de los grupos de riesgo que deberían vacunarse contra la gripe establecidos por la SEIMC (Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y de Microbiología Clínica). La SEIMC recuerda que la vacuna no evita el contagio, sino que trata de disminuir las consecuencias de la infección. Según los especialistas, se aconseja vacunar en el segundo trimestre de embarazo, pero “no existe ninguna contraindicación en vacunar en cualquier periodo de la gestación”.

FUENTE: mujerdehoy.com – imujervivirsalud.com serpadres.es