Una niña de 20 meses, la más joven del mundo en recibir un trasplante de sangre de su propio cordón umbilical para detener la diabetes

Una niña australiana de 20 meses, cuya sangre del cordón umbilical fue almacenada para ayudar a tratar la diabetes tipo 1 de su hermana Ava, ha tenido que reinfundirse después de mostrar signos de esta enfermedad.

Lucy Hinchion, se convirtió en la más joven del mundo en recibir su propia sangre de cordón umbilical para ayudar a prevenir o retrasar el inicio de la enfermedad, como parte de un estudio que se realiza desde hace cinco años en el Children’s Hospital de Westmead. Las células que se encuentran en la sangre del cordón umbilical se consideran prometedoras en la mejora del tratamiento de muchas enfermedades incluyendo diabetes tipo 1, enfermedades del corazón, accidente cerebrovascular y trastornos neurológicos.

Más de 100 niños australianos con antecedentes familiares de diabetes tipo 1 están siendo evaluados en el estudio Cord Reinfusion in Diabetes (CORD), realizado a través del Instituto de Investigación Infantil del hospital y financiado por un banco de sangre de cordón australiano. La madre, Sonya Hinchion dijo que la sangre de su hija Lucy fué conservada en su nacimiento con la esperanza de ayudar a su hermana de siete años, Ava, que desarrolló diabetes tipo 1 antes de cumplir cuatro años.

La profesora Maria Craig, que dirige el estudio, dijo que realizará un seguimiento continuo a Lucy cada tres a seis meses durante los próximos tres años para monitorizar su respuesta al autotrasplante de sangre de cordón.

Deseamos que Lucy evolucione favorablemente a este trasplante de sus propias células y sirva para poder avanzar mundialmente en el tratamiento de la diabetes. Para más información sobre nuevos estudios y aplicaciones con células madre del cordón puede contactar con nuestro equipo en el 91 179 40 62 o en info@bio-cord.com

FUENTE ORIGINAL DE LA NOTICIA EN INGLÉS dailymail.co.uk (Enero 2017)