El trasplante de células madre podría frenar la progresión de la esclerosis múltiple remitente recurrente

La esclerosis múltiple remitente recurrente el tipo de EM menos común. La sufre sólo un 3% de los pacientes con Esclerosis Múltiple y se caracteriza por una progresión constante de la enfermedad desde el principio y por exacerbaciones ocasionales en su evolución. Las personas que padecen este tipo de EM pueden o no experimentar cierta recuperación después de estos brotes; la enfermedad continúa progresando sin remisiones.

Ahora un nuevo estudio indica que el trasplante de células madre hematopoyéticas podría ayudar a algunos pacientes con esclerosis múltiple remitente recurrente (EMRR) cuando las terapias actuales ante esta enfermedad no logran frenar su progresión.

El estudio se realizó en 110 pacientes con esclerosis múltiple remitente recurrente, cuyos síntomas se habían exacerbado al menos dos veces en el año anterior a pesar del tratamiento farmacológico, que habían intentado con una media de tres medicamentos. Los investigadores aleatorizaron a los pacientes en dos grupos: 55 siguieron probando otros fármacos (natalizumab, interferón, acetato de glatiramero) y 55 recibieron un trasplante autólogo de células madre hematopoyéticas.

Durante un seguimiento durante tres años, la enfermedad progresó en 34 de los 55 pacientes en tratamiento farmacológico, en comparación con solo tres de los 55 sujetos que recibieron el trasplante de células madre, y la calidad de vida de éstos también mejoró. Cuando estos pacientes calificaron su calidad de vida en una escala estándar, el grupo del trasplante reportó una mejora media de 20 puntos un año más tarde. Esas calificaciones bajaron entre los pacientes que tomaban medicamentos.

LINK AL ESTUDIO jamanetwork.com/journals/jama/article-abstract/2720728 (Febrero 2019)

OTRA FUENTE DE CONSULTA www.fem.es