Terapia con células madre para fibrosis y EPOC

Un equipo de científicos de la School of Medicine y la Universidad Estatal de Carolina del Norte ha desarrollado un tratamiento de células madre, obtenidas del pulmón, para la fibrosis pulmonar idiopática (FPI), enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y la fibrosis quística.

Estas enfermedades implican la acumulación de tejido fibroso, similar a una cicatriz, debido a la inflamación pulmonar crónica. A medida que este tejido fibroso reemplaza al tejido pulmonar, los pulmones se vuelven menos capaces de transferir oxígeno a la sangre, poniendo en riesgo de muerte prematura al paciente por insuficiencia respiratoria.

Los científicos han estudiado la posibilidad de utilizar células madre para tratar estas patologías, ya que son capaces de proliferar y reparar lesiones. Algunos tipos de células madre tienen propiedades antiinflamatorias y antifibrosis que las hacen particularmente atractivas para tratamientos potenciales en enfermedades como las fibrosis.

En el estudio, los investigadores se han centrado en un conjunto de células madre y células de apoyo que residen en los pulmones y que se puede cultivar a partir de tejido pulmonar biopsiado. Como informaron en un documento inicial en 2015, estas células tienen “poderosas” propiedades regenerativas cuando se aplicaron a un modelo de ratón de fibrosis pulmonar.

En concreto, en el primero de los dos nuevos estudios, publicado en Respiratory Research, los investigadores demostraron que podían obtener células esferoides pulmonares de pacientes con enfermedad pulmonar con un procedimiento relativamente no invasivo llamado biopsia transbronquial.

Asimismo, en el segundo estudio, publicado en la revista Stem Cells Translational Medicine, indujeron una condición de fibrosis pulmonar en ratas, semejante a la fibrosis pulmonar idiopática que padecen las personas. Posteriormente, inyectaron las nuevas células madre, observando cómo aumentaban las células pulmonares globales más sanas y se reducía la inflamación pulmonar.

FUENTE redaccionmedica.com (Agosto 2017)