Crean un prototipo de arterias artificiales recubierto con células del cordón para estudiar patologías vasculares

El proceso validado por la investigadora de la Universidad de Santiago (USC) María Aymerich para construir en laboratorio arterias artificiales en las que poder estudiar el comportamiento de determinadas patologías cardiovasculares y de enfermedades oncológicas asociadas a la circulación de células tumorales ha sido galardonado con el premio para investigadores jóvenes de la Real Academia Gallega de Ciencias (RAGC).

«Lo que hacemos es esculpir con láser una especie de molde, o de esqueleto del vaso sanguíneo. Ese molde lo hacemos sobre vidrio y después realizamos una copia en un tipo de silicona. Obtenemos así un armazón que luego recubrimos con células endoteliales, las que conforman la cara interna de los vasos sanguíneos», explica María Aymerich. El principal paso reside en las ventajas de la tecnología aplicada: el láser permite reproducir de forma rigurosa, rápida y económica cualquier fisonomía, lo que abre la puerta a replicar, a partir de imágenes médicas, vasos exactos de pacientes concretos.

Por el momento, su grupo de investigación (Photonics4Life) trabaja con un prototipo estándar, en el que se ha conseguido una textura rugosa que favorece la adherencia de las células endoteliales, obtenidas a partir de células madre de cordón umbilical.

Los investigadores colaboran con el Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago (IDIS) en el diseño de estudios específicos, enfocando especialmente sus usos al estudio de las dinámicas de circulación de la sangre y sus relaciones con distintas patologías.

FUENTE abc.es (Enero 2018)