Células mesenquimales expandidas para tratar lesiones del tendón rotuliano

rodilla

Investigadores del Centro Médico Teknon de Barcelona, dirigidos por el equipo del Instituto de Terapia Regenerativa Tissular (ITRT), están ensayando por primera vez en humanos el uso de células madre mesenquimales expandidas de médula ósea para tratar lesiones tendinosas.

Las lesiones de los tendones son frecuentes en deportistas, aunque también se producen con frecuencia en el ámbito laboral. Están relacionadas con el uso repetitivo y la sobrecarga mecánica y los tratamientos convencionales se emplean no han logrado aportar suficientes datos que avalen su eficacia a la hora de reparar la estructura del tendón dañado.

Por eso, este nuevo estudio que se lleva a cabo en el Centro Médico Teknon pretende demostrar la eficacia de este nuevo abordaje y aportar las evidencias que lo avalen como tratamiento reparador. “Ya tenemos experiencia en el uso de estas células madre mesenquimales expandidas para tratar otras lesiones, óseas, de disco intervertebral y cartílago, gracias a más de doce ensayos clínicos”, ha recordado Robert Soler, coordinador del ensayo.

“También hemos demostrado en los estudios con modelo animal que funcionan para la curación y regeneración del tendón rotuliano“, ha añadido Soler.

Las evidencias en estudios preclínicos y los resultados de estudios previos han llevado a que el Comité de Ética y la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios autoricen este ensayo, que se realiza por primera vez en humanos. “Con este ensayo clínico en fase I-IIa demostraremos su viabilidad y seguridad, así como los indicios de eficacia para la curación clínica y regeneración del tejido en la zona de rotura“, según Soler.

El reclutamiento de los primeros 20 pacientes para este ensayo clínico sigue abierto y buscan a personas de edades comprendidas entre 18 y 48 años con lesiones proximales del tendón rotuliano.

Diez de estos pacientes recibirán el tratamiento con células madre mesenquimales expandidas (MSV) y los otros diez con plasma rico en plaquetas (PRP), una de las técnicas utilizadas hoy en día para tratar estas lesiones y que ayuda a disminuir el dolor, pero no a reparar los tejidos.

“Como ya se demostró en el ensayo clínico y los múltiples tratamientos compasivos en la artrosis de rodilla, una lesión de cartílago, el PRP es un buen antiinflamatorio, pero no regenera. Las células mesenquimales expandidas no solo tienen un gran efecto antinflamatorio, sino que además hemos demostrado su potencial en la regeneración de tejidos, en este caso cartílago“, según Soler.

El ensayo clínico de tendón es en su primera fase a doble ciego (ni pacientes ni médicos evaluadores saben lo que se aplica a cada paciente) y a los seis meses se abrirá el ciego y, a los pacientes que no hayan tenido buena evolución, si eran pacientes tratados con células, se les mantendrá el tratamiento hasta los 12 meses.

Si eran pacientes tratados con PRP, se les invitará a pasar a una nueva fase abierta en la que serán tratados con células madre mesenquimales expandidas, lo que supone obtención de médula ósea, selección y cultivo celular de 23 días en sala blanca y posterior aplicación.

FUENTE lavanguardia.com (Abril 2018)