Una transfusión de células madre, con la muestra conservada en nuestro banco, ayudó a Beatriz a mejorar su parálisis cerebral.

La muestra de sangre de cordón umbilical, conservada en nuestro banco de células madre, fue utilizada en trasfusión experimental realizado por la prestigiosa Dra. Joanne Kurtzberg de la Universidad de Duke (EE.UU.) reconocida por su experiencia en las terapias con sangre de cordón.

La pequeña Beatriz de 17 meses, fue tratada para revertir las secuelas originadas tras el parto, y que la llevó a la parálisis cerebral, mediante infusión intravenosa de sus células con la esperanza de mejorar los efectos.

Los padres tras conocer que en la Universidad de Duke se estaba realizando este estudio experimental para estos casos con una infusión autóloga de células del cordón, contactaron con el centro y remitieron información clínica con el caso de Beatriz consultando la posibilidad de acceso a esta terapia. La propia Dra. Kurtzberg, les respondió solicitando unos informes médicos para evaluar la situación y así poderla integrar en el estudio. Las comunicaciones fueron rápidas y finalmente la doctora les confirmó que Beatriz reunía todas las condiciones para formar parte de la terapia.

Tras ello el envío de la muestra a los EE.UU. se realizó acompañado de un consentimiento informado bajo la solicitud la Dra. Kurtzberg. Todo el proceso realizado entre nuestro banco y la Universidad de Duke fué gestionado de manera efectiva.

La transfusión del preparado con las células fué sencillo e indoloro y duró aproximadamente 15 minutos, tras ello se suministró suero también por vía intravenosa durante dos horas. Los resultados fueron evaluados durante los meses posteriores y la familia contó con apoyo económico y profesional de nuestro equipo.

Foto Shawn Rocco/Duke Health

La Dra. Joanne Kurtzberg utilizó el número de células proporcional al peso de la pequeña, por ello solo necesito una muestra parcial. El resto quedó preservado en el banco de la Universidad de Duke por si fuera necesario una segunda transfusión. Después de ello la familia y nuestro banco mantuvo continua comunicación con la Doctora remitiendo informes trimestrales sobre la evolución de Beatriz. La Dra. Kurtzberg indicó que tal y como estaba creciendo la niña, era importante realizar la segunda infusión y así se hizo, de la misma manera que en la primera transfusión.

“Conservar las células nuestra hija fué sin duda, la mejor inversión que pudimos hacer para la salud futura de nuestra hija” indicaron Ricardo y Sandra, padres de Beatriz.

Beatriz logró recuperar plasticidad cerebral, mayor capacidad de interactuar, su rigidez y tono muscular, capacidad de deglución, coordinación motora… sus padres indicaron que percibieron más progresos en menor tiempo.

La terapia contribuyó de manera positiva en su evolución cognitiva y física.

REFERENCIAS 
www.ctsi.duke.edu · www.clinicaltrials.gov/ct2/show/NCT01147653

El equipo de Bio-Cord, está a vuestra disposición para ampliaros más información sobre este caso o sobre cualquier consulta que tengáis respecto a la conservación de las células de cordón umbilical, investigaciones y trasplantes realizados. Os atendemos en info@bio-cord.com o en el 91 179 40 62 de 9 a 20h.